Mis post preferidos.

Mis post preferidos.
Mis entradas preferidas - INGRESAR.

Todas y cada una de las entradas forman parte de mis recuerdos, pero hay algunas que son mis preferidas. Es por eso que independientemente que ocupan un lugar en el Blog en el orden que fueron escritas, quería agruparlas en este lugar.

2 DE ABRIL - Un recuerdo para todos aquellos que dieron su vida por las Islas Malvinas.

Hoy es 2 de Abril y se cumple otro aniversario del desembarco Argentino en las islas Malvinas, una locura total que llevo a la muerte a decenas de compatriotas, que dieron su vida por hacer valer nuestros derechos sobre las islas.
La noche del 1ro. de Abril era de una visibilidad espléndida en las Islas,  lo cual contribuyó a que los infantes de marina llegaran a las playas sin ningún inconveniente.
Las operaciones estaban a cargo de los hombres de la Agrupación Anfibios, buzos tácticos, los buques “Santísima Trinidad” y “Cabo San Antonio” y el submarino  “Santa Fe”.
En la playa un grupo de apenas 100 infantes de nuestra marina, se dividieron en dos patrullas, una al mando del comandante de la agrupación, el capitán de corbeta Sánchez Sabarots y la otra bajó las ordenes de un oficial de igual rango que era el capitán Giacchino.
Unos 30 minutos habían pasado de las 12 de la noche, ya Sábado 2 de Abril, cuando el comandante dio la orden de comenzar la acción, no habiendo ya marcha atrás.
El objetivo era la base de los Royal Marines que se encontraba a 10 kilómetros de la costa.
Unas cinco horas después, unos 40 hombres se apostaron frente a la base y se comenzó con la tarea prevista, la colocación de explosivos, de armas pesadas y lanzamiento de bombas con gases, un plan bien diagramado para cercar la base.
El comandante de las fuerzas de desembarco, Carlos Busser tenia la idea fija de finalizar la acción de manera incruenta, y por ello con megáfonos en un fluido inglés buscó la rendición de los soldados que se presumía estaban en el cuartel, pero este había sido abandonado.
Una vez en el pueblo a las 7 hs, las tropas Argentinas se ocuparon de revisar casa por casa, y los isleños y marines comenzaron a salir entregando
 sus armas y rindiendose ante las tropas Argentinas.
Pero el panorama cambió abruptamente en cercanías de la casa del gobernador, donde hubo detonaciones esporádicas cuando el capitán Giacchino y sus hombres avanzaban para llegar  a la residencia.
Los intentos de hacer todo en forma pacífica se fueron desvaneciendo y el capitán Giacchino pidió apoyo a las tropas para llegar hasta la puerta misma de la casa.
Desde la residencia del gobernador se repelió el fuego que nuestros soldados habían lanzado de manera intimidatoria, pero los ingleses si hacían blanco sobre nuestros hombres.
En una de las dependencias de la vivienda el valiente capitán Giacchino fue alcanzado por el fuego, cayendo también el teniente de fragata García Quiroga y el cabo segundo enfermero Ernesto Urbina, quien quiso socorrerlos cuando fueron heridos sus dos superiores.
Durante aproximadamente tres horas se registraron intercambios de disparos, pero los soldados Argentinos cumplieron  con la orden y no hubo ni un habitante de las Malvinas herido.
La Argentina había dejado de lado las palabras para intentar acabar con la usurpación inglesa, pero lamentablemente todo terminó en la historia de sangre que todos la conocemos.
Un recuerdo permanente para todos los soldados que perdieron su vida o fueron heridos en combate, que formaron parte de la locura de la guerra con todo lo que ello implica.

MARCHA DE MALVINAS.