Mis post preferidos.

Mis post preferidos.
Mis entradas preferidas - INGRESAR.

Todas y cada una de las entradas forman parte de mis recuerdos, pero hay algunas que son mis preferidas. Por eso quería agruparlas en este lugar.

Las viejas películas de vaqueros de cine Norteamericano.

Me encantan la viejas películas de cowboys de los años 50, 60 y 70 donde se destacaron actores como, John Wayne, Clint Eastwood, Kirk Douglas, Charles Bronson, Yul Brynner, Burt Lancaster, Gregory Peck, Rrichard Widmark, Charlton Heston, Glenn Ford, Jack Palance,  William Holden entre otros.
Siempre que pesco alguna me engancho y la veo por mas que seguramente en algún momento la vi.
Como no recordar esas viejas películas como, "Caravana de mujeres" (1951) -  Robert Taylor, "El bueno, el feo y el malo" (1966) - Clint Eastwood - Lee Van Cleef, "La pradera sin ley" (1955) Kirk Douglas - Richard Boone,  "Río Grande" (1950) - John Wayne - Maureen O'Hara y "Fuerte Apache" (1948) Anna Lee -  Henry Fonda - John Wayne .
Clásicos del cine Norteamericano imposibles de olvidar.
Como no recordar las películas de vaqueros y él ejercito Norteamericano contra los indios en su lucha por resguardar sus territorios del hombre blanco que se los quería arrebatar.
Y entre estos recuerdos como olvidar  alguna película que contaba la vida del  General Custer al mando del Séptimo de Caballería, seguramente caracterizado por mas de un actor de Hollywood. 
Y en estos días me puse a averiguar un poco mas sobre quien fue Custer.
El General Custer no era general aunque todo el mundo se refiere a él como tal.
Este conocido militar Norteamericano que murió el 25 de junio de 1876 a manos de los indios en la batalla de Little Big Horn no lo era en esos momentos.
George Armstrong Custer nacido e 5 de diciembre de 1839, fue ascendido a General de Brigada con tan sólo 23 años, siendo entonces el General más joven en ese momento del ejercito Norteamericano.
El mal inicio en su carrera castrense no presagiaba su brillante trayectoria.
Se graduó en la academia militar de West Point en 1861, obteniendo el último puesto de su promoción, con un pésimo expediente donde reflejaba decenas de faltas cometidas en los cuatro años de carrera, la gran la mayoría de ellas causadas por su afición al whisky.
Pero fue durante la Guerra de Secesión, que estalló el mismo año en el que se graduó, Custer demostró una valentía fuera de lo común.
Sus actos de heroísmo le valieron sucesivos ascensos, hasta alcanzar en tan sólo un año el grado de General de Brigada, siendo en su cargo el General más joven del bando del Norte.
Finalizada la guerra  y para adaptarse al tiempo de paz, el Ejército Norteamericano fue sometido a una reorganización que alteró toda la estructura militar.
Custer fue uno de los más perjudicados, puesto que se vería rebajado a Capitán.
Tuvo que ver mucho en esta decisión,  el hecho de que fuera sometido a un Consejo de Guerra en 1866, al haber dejado su puesto para encontrarse con su esposa.
Posteriormente en 1868 volvería a ascender, en este caso a Teniente Coronel, tras la recomendación del General Serian, que había combatido junto a Custer durante la guerra civil.
Ese sería el rango con el que acabaría perdiendo la vida en la famosa batalla que se dio durante la segunda Guerra Sioux.

En ella Custer fue enviado con 600 hombres del Séptimo de Caballería a explorar el río Little Big Horn.
Tenía previsto reunirse con otras dos columnas del Ejército, pero al llegar al río se encontró con 3.500 guerreros Sioux, ayudados en esa ocasión por los Cheyennes y Arapahos, con los míticos jefes Toro Sentado y Caballo Loco al frente.
Custer cometió el error de dividir su pequeña fuerza en tres grupos, encabezando una de ellas y dejando las otras dos al mando del Comandante Reno y el Capitán Benteen.
Los indios impusieron su superioridad numérica y aplastaron a los tres grupos.
Esa imagen fue reflejada innumerables veces  en el cine, mostrando un Custer Custer rodeado de guerreros indios, resistiendo durante varias horas los ataques hasta que agotada sus municiones  cayó muerto.
Muchos guerreros  se arrogaron el honor de haber matado a Custer, llamado por los indios "Cabello Largo" o Rizos Dorados"
El primer hombre blanco que vio el cadáver de Custer fue el Teniente James Bradley, que llegó al lugar poco después de la batalla.
Según su testimonio, "LA EXPRESIÓN DEL ROSTRO DE CUSTER NO EXPRESABA ODIO O TERROR, SINO  MÁS BIEN UNA INMENSA PAZ".
Cuentan que el  cadáver de Custer no sufrió las mutilaciones de que fueron objeto otros soldados ni tampoco se le corto la caballera  que era una costumbre india. 
Un guerrero indio llamado "Lluvia en la cara" lo confirmó, afirmando que no se le cortó el cuero cabelludo en reconocimiento al valor que demostró en la batalla.
Custer y Séptimo de Caballería una historia tantas veces contada.

LIBRO DE VISITAS.