Mis post preferidos.

Mis post preferidos.
Mis entradas preferidas - INGRESAR.

Todas y cada una de las entradas forman parte de mis recuerdos, pero hay algunas que son mis preferidas. Por eso quería agruparlas en este lugar.

LAS FONDAS y LOS BODEGONES, DOS SITIOS CON DESTINOS DIFERENTES.

El paso del tiempo, implacable y poco agradecido, de a poco hizo desaparecer las típicas fondas de los barrios.
En Capital Federal, como también en la Provincia de Buenos Aires, eran lugares muy sencillos donde concurrían a almorzar los trabajadores de las fábricas y talleres de la zona.
Por las noches si alguien del barrio quería comer algo, los dueños de estos sitios les daban el gusto y los atendían.
Muchas de ellas pintorescas, no tenían gran variedad de comidas, generalmente alguna comida a la cacerola, las pastas, el bife de costilla, las milanesas y ahí pará de contar.
Contrariamente a la suerte que corrieron las fondas, los bodegones son una propuesta gastronómica que tiene un público en ascenso. 
Que lindo era comer en los bodegones, esos viejos reductos que elegían nuestros padres y abuelos a la hora de almorzar o cenar bien. 
Desde aquel entonces los años fueron pasando, pero los bodegones siguen diciendo presente en distintos barrios porteños. 
El éxito de estos lugares siempre estuvo basado en las porciones abundantes, los precios accesibles y la excelente atención de esos mozos súper profesionales que acumulaban en sus cabezas decenas de pedidos.
Su público era y por suerte sigue siendo la  familia, que es la que por sobre todas las cosas quiere comer bien.
A la hora de elegir comer unas buenas rabas, papas fritas abundantes, una milanesa gigantesca, un buen bife de chorizo, el clásico revuelto gramajo o simplemente pastas caseras siempre hay alguien que elige un bodegón.

SUPER BELLEZA.

FIAT 600 MULTIPLA.



EL REPORTER ESSO.



En la actualidad existen un número importantísimo de noticieros en nuestra TV.
Los clásicos de los canales de aire y algunos emblemáticos en los canales de cable.
En la televisión de la década del sesenta, hubo uno que marco una diferencia sobre los otros y fue EL REPÓRTER ESSO.
Fue el nombre usado por varios noticieros de radio y televisión patrocinados por la compañía internacional petrolera EASTERN STATES STANDARD OIL (ESSO), muy popular en Sudamérica entre las décadas del cuarenta y noventa.
Fue el primer noticiero de un medio privado en emitirse por televisión, en este caso en lo que era Teleonce de Buenos Aires, actualmente Telefe, siendo conducido por el locutor y periodista Armando Repetto.
Sus emisiones comenzaron el lunes 11 de marzo de 1963, convirtiéndose rápidamente en todo un modelo de producción, realización y equilibrio, sobre todo a partir del cuidado de emitir sólo aquellas noticias que habían sido previamente confirmadas en su totalidad.
Con apenas 15 minutos de duración, fue también un ejemplo de concisión informativa pasándose a emitir en los años 90 por canal 9.
En radio, bajo el lema de "campeón del aire" y con el apoyo de UNITED PRESS INTERNATIONAL, estuvo presente en LR3 Radio Belgrano con dos horarios dominicales, 12:30 horas y 22:55 horas junto a las ediciones tradicionales de lunes a sábado de las 8:00, 13:30, 19:00 y 22:55 más la de las 21:55 los días  sábados.

LIBRO DE VISITAS.

INOLVIDABLE.


Así como el Tocadiscos Winco hizo historia, el querido y recordado Grabador Geloso también.
En 1931 nace la fábrica Geloso siendo su único dueño John Geloso.
En poco tiempo se trasforma en una compañía productora de radios, televisores, amplificadores y grabadores, incluyendo todos los componentes electrónicos sueltos de cada aparato que  vendían.
A partir de 1950, la marca pasó a ser una de las más exitosas y reconocidas de la industria, esparciéndose rápidamente por todo el mundo.
Cuando la línea Geloso llego a la Argentina con todos sus productos, fue el grabador a cinta lo que más se vendió en esos años.
Fue la familia y principalmente la juventud que lo adopto como el todo terreno de la música.
Era de tamaño reducido y se podía transportar con facilidad y gracias a su micrófono, los muchachos y chicas de la época grababan por primera vez sus canciones, inclusive los temas de la radio.  
Después de más de cuarenta años, en 1972 la fábrica cerraría para siempre sus puertas.
La competencia, problemas gremiales, la llegada del casette y la transformación de los equipos, fue la sentencia final para la desaparición de la empresa.


LIBRO DE VISITAS.

Durante los fines de semana se consumen cientos y cientos de botellas de Campari, Fernet y Vermut.



Asociados con el jugo de naranja, la Coca Cola o formando parte de distintos tragos, la gente joven piensa que estas bebidas son hijas del siglo XX y XXI, pero sus orígenes van muchos más allá.
Dicen que el saber no ocupa lugar, entonces no esta demás conocer que:
El Campari es una bebida alcohólica de grado medio, tonificante y refrescante.
El aperitivo de color rojo y sabor amargo, la marca es propiedad de Grupo Campari.
Su historia comienza en 1860 en Milán concretamente en el Café Campari, donde Gaspare ofrecía a su clientela un aperitivo de su invención.
Su característico sabor surgía de la combinación de hasta 60 ingredientes distintos, incluyendo hierbas, especies,  ralladuras de frutas y cortezas. El color según el mito, lo obtenía del caparazón de la tortuga, aunque al menos, actualmente, es la conchilla, el colorante que se emplea en los licores para obtener el color rojo.
También suele hacerse a base de granadina, dependiendo la receta.
Si bien pertenece a la familia de los biteres su graduación alcohólica es menor que la de la mayoría de estos siendo de 28,5°.

El fernet esa bebida amarga con alcohol se comenzó a elaborar  a partir de varios tipos de hierbas  maceradas en alcohol de  vino, posteriormente filtrada y añejada en toneles durante un período de seis a doce meses.
Posee un color oscuro, un aroma intenso y su graduación alcohólica está comprendida entre 39 y 45 grados, dependiendo de la marca.
En un principio el término "fernet" se integraba con la marca de origen italiano Branca, pasando luego al uso común para designar genéricamente al producto.
Su origen hay que buscarlo en el siglo XlX en Europa y hay diferentes historias sobre cual sería el verdadero lugar de nacimiento.
Hay quienes sostienen que fue creado en Francia, otros indican que fue en Checoslovaquia, incluso en Austria, gracias a un boticario de apellido Fernet, pero la mayoría de las versiones sitúan el origen en Italia, más precisamente en Lombardia.
Tal vez la versión más conocida es la relatada por una de las empresas más antiguas en la elaboración de esta bebida que es Fratelli Branca, empresa que aún fabrica el producto en la ciudad de Milán.
La historia según dicha compañía, le atribuye la invención al farmacéutico Bernardino Branca y a su colaborador, un doctor sueco de apellido Fernet, apellidos ambos que darían el nombre al licor.

El vermut cuyo origen se remonta a fines del siglo XVlll, es un vino macerado en hierbas, compuesto de vino blanco, ajenjo y otras sustancias amargas.
Estos vinos son típicamente europeos, con un aroma característico que les da una elegancia particular para un coctel o aperitivo. Generalmente se puede encontrar dos tipos, el rojo y el blanco.
El vermut rojo (Italiano) es dulce, en tanto que el blanco (Frances) es seco y con mayor graduación alcohólica.
Según un relato, estas bebidas fueron inventadas por Hipócrates, célebre médico y filósofo de la antigüedad, nacido el 460 AC.
Puso a macerar en vino flores de ajenjo y hojas de díctamo y obtuvo lo que en la Edad Media fue llamado «vino hipocrático» o sencillamente, «vino de hierbas».
Con la llegada de las nuevas tecnologías, el vino aromatizado entró en una nueva dimensión de productividad, en la que destacó la experiencia de los pioneros piamonteses, pero fue en 1838 cuando con los hermanos Luigi y Giuseppe Cora, la preparación del vermut adquirió un carácter industrial.


LIBRO DE VISITAS.

TE ACORDAS DEL PROGRAMA ALTA TENSION ?



El programa comenzó siendo conducido por Leo Rivas y Graciela Zito, saliendo al aire por primera vez el sábado 17 de abril de 1971, con dirección de Carlos Sandor.
Las grabaciones para los días sábados se realizaban en los estudios de canal 13 los días viernes desde las 15.00 hs.
Luego de dos meses al aire, Fernando Bravo pasó a ser el nuevo conductor y la producción quedo a cargo de Teresa Alonso.
Este programa musical estaba formado por un grupo de jóvenes que bailaba los temas de moda dirigidos por el coreógrafo Juan Carlos Regueiro.
Muchas veces lo hacían junto a los grupos musicales o cantantes del momento invitados al programa.
Como te decía, comenzó saliendo al aire los sábados a la 13.00 hs. para luego pasar a verse por la tarde de lunes a viernes.
Se presentaban en vivo cantantes y grupos de moda de la compañía discográfica que lo auspiciaba el ciclo, que era la RCA.
Fernando Bravo bautizó al grupo de chicas y chicos como "La barra macanuda" que se dedicaba a bailar e imponer moda junto los músicos de la época.
Se promocionaban artistas que surgían en ese momento, como, Tormenta, Donald, Charlie Leroy, Alma y Vida; Pintura Fresca, Safari, Los Náufragos, Quique Villanueva,  Carlos Bisso y Conexión Nro. 5, entre otros.

Alta Tensión y la R.C.A. lanzan varios discos Long Play que fueron famosos por su diseño en colores, como así también por sus tapas innovadoras.
El exitoso programa permaneció en pantalla hasta setiembre de 1974.

LIBRO DE VISITAS.

OTRO VIEJO BAR DE MI BARRIO.



Retomando el tema de los viejos bares que había en mi barrio, recuerdo el que estaba en la esquina de Matheu y Viamonte a una cuadra de donde funcionaba el frigorífico Asurmendi.
Una edificación típica para esos boliches, con dos entradas, una por la esquina donde estaba el almacén y sobre Viamonte la entrada al boliche.
Cuando por las mañanas hacía  el camino a la escuela 20, ya se estaba abierto y en su interior se encontraban algunos parroquianos  tomando algunos traguitos.
Ya sobre el medio día cuando salíamos del colegio veíamos también gente almorzando sentados en las pocas mesas que tenía el lugar.
En la esquina se situaba el buzón donde los chicos dejaban las cartas para pedir juguetes a los reyes magos.
No recuerdo bien hasta que año funciono, porque con el correr de los años el bar se transformó en un almacén que se llamaba La Finca, que en los noventa también cerró definitivamente.
El viejo bar fue otro comercio,  que el paso del tiempo y el cambio de costumbres hizo desaparecer.


LIBRO DE VISITAS.

BAR EL SOL,

Hace unos días mientras caminaba por Maipú hacia la parada del 278 frente a la estación, llegando a Vergara intentaba recordar cuantos años pasaron desde que cerró definitivamente el BAR EL SOL.
Cuando llegue a casa comencé a buscar en internet a ver que encontraba, surgiendo este relato, que no tengo duda que es mucho más bonito e interesante que cualquier cosa que salga del teclado de mi notebook.
Seguramente en otro momento retomare el tema, buscando y publicando lo que surja, de lo que fue uno de los símbolos de la Ciudad de Banfield que funciono hasta el 2008.

El Sol de Banfield
Nicolás Fratarelli
Publicado en El Banfileño Julio 2013
El aroma del café negro se mezcla con la punzante fragancia que expele la ginebra. El pocillo de porcelana montado sobre un platito que apenas juega de acompañante segundón,  invita a una partida de tute cabrero al vasito transparente que estría al alcohol.
El sonido acompaña. Las bolas de billar se golpean entre sí. Se acarician, se saludan, límpidas se reconocen por un instante y se acomodan para que ese taco de lapacho,  lustrado, suave,  algo desvencijado, atiborrado de huellas superpuestas, les vuelva a pegar y a llamarlas Marta.
El paño verde del único mueble nivelado del bar se prolonga en las voces asimétricas que rebotan en las bandas. La felpa se extiende en la barra del estaño, en las disquisiciones de las carambolas, en el sonido poético de los dados que no logran completar la generala porque los cuatro ases se resisten en aparecer todos juntos y a la vez, el paño se explaya en las discusiones políticas que arrancan con un comentario del clima ni bien entra aquel pintor de mameluco blanco que a modo de saludo expresa entusiasmado “qué hermosa mañana tenemos hoy” para luego completar la sentencia: “es un día peronista”.
El humo del cigarrillo se mezcla con aquel hálito perfumado del café, mientras Crítica - luego Crónica- para unos La Razón para otros y La Prensa para pocos, se desdoblan sobre la mesa a la espera de una lectura que busca argumentos para defender posturas preexistentes.
El  Bar El Sol era el bar de Banfield. La antigua tienda y mercería nacida con ese nombre a finales del siglo XIX se había convertido primero en un bar suburbano, para transformarse con el tiempo, en un hito de la ciudad incipiente.
En sus paredes tronaba cada tren que puntualmente surcaba las hiedras que crecían entre los durmientes, allí sus parroquianos apretujaban sus ojos para mirar por las ventanas al eterno Febo que asomaba lejano detrás de los pastizales de la calle Arenales. Las sillas descoladas, las esterillas vencidas, las mesas emparejadas con servilletas de papel fueron testigos de devaneos morosos, de insomnios asistemáticos, de palabras que se cruzaban en el aire, que chocaban con rezongos, enojos, y murmullos; el bar era testigo de las respiraciones roncas, sus mesas escuchaban, refrendaban y  ocultaban en las hendiduras que dejan los resquicios  de la cola del carpintero, secretos y penas de amor. El Sol era un confesionario sin celosía que vivía al ritmo ferroviario. Su atmósfera obligaba a la amistad, a calentar los corazones de aquellos que llegaban en pleno invierno con las manos en los bolsillos, la barbilla entumecida y la postura digna del que no quiere aparecer como un flojo.
El Sol era bar de esquina, lugar de encuentro. Allí el susurro encontraba consejos melancólicos, manos en el hombro. Quizá alguna lágrima caída imposible de reprimir aún continúe escondida sobre algún zócalo perdido. En El Sol se catalogaban las confidencias de los hombres sensibles. Sólo de hombres. Porque El Sol era como el ágora del ciudadano griego, donde no entraban mujeres y niños, donde no ingresaba el espacio doméstico. Era un bar con todas las letras, o mejor, con las tres letras que conforman la palabra  y que tanto significado tiene para cualquier habitante de esta ciudad que conoce bares de “sabiondos y suicidas”. El Sol no era una confitería. Nada que ver con La Guillermina, que del otro lado de la estación, con sus glorietas y  espacios verdes admitía novias y mujeres como parte de su discurso. No. En  El Sol, ellas se hacían presentes como elegía, como esperanza, como sujeto de deseo. Estaban presentes en su ausencia.
El bar El Sol era un muestreo de la ciudad, como esa gota que es el agua, como esa espiga que es la tierra.  El Sol no era la ciudad, hacía ciudad. La variable de cambio, no era el café, sino la palabra. El Sol tejía urdimbres de soledades, intercambiaba pareceres, creaba un lenguaje único, un sánscrito banfileño que reunía a los tanos, gallegos, judíos y turcos que por allí aparecían, y esparcía ese menjunje por el aire, por encima de todos y lo hacía bajar de a poco como una neblina  para que se  incorpore en cada hablante, en cada argumento, en cada habitante del lugar hasta hacerse uno.
Desde el norte del sur hasta el sur más sur era uno de los pocos lugares que estaba abierto día y noche. Las letras amarillas que se acomodaban sobre las hendijas del cartel del fondo de paño negro conformando las palabras que indicaban el menú que ofrecían los especiales de jamón y queso, vivían desacomodadas. Su mensaje se transformaba en anagramas creados por los jóvenes que se acodaban en las mesas, aburridos por las madrugadas, luego de  salidas poco exitosas a pesar de sus esmerados galanteos y de su cuello perfumado.
Encrucijadas
Hoy la esquina muestra en su ochava un sol en bajo relieve, un sol con la cara golpeada. Con su nariz  rota parece mirar  a las mesas que ya desaparecieron. Mira, mira y ve.
Ve a Osvaldo Ardizzone. Fuma. Con el final del cigarrillo próximo a apagar prende uno nuevo. El humo lo envuelve, lo envuelve, vuelve. Lee algo, escribe cosas en un papelucho.  El cenicero se repleta de arrugas, de ojeras  de ceniciento talento, de dones de buen tipo. Allí está charlando a de fútbol, de libros, de la vida.  Los ojos de El Sol ven como el  mozo se guarda ese cenicero para su colección de objetos preciados como si fuese un Cáliz consagrado de cenizas.
Desde la esquina el sol, que hoy es sólo una cara, ve la visita de los hermanos Navarra, los ve haciendo fantasías sobre la mesa de billar, ve a esos pibes que aún no tenían dieciochos años apiñados en las ventanas,  esperando cumplirlos para entrar y tener cerca a estos maestros para estudiarles su posición, la flexión de sus rodillas, el arqueo de sus cinturas, sus  jugadas de ensueños.
Ve llegar, el sol, este sol que añora, ve llegar a Valentín Suárez, ve que entra saluda y se sienta en una de las mesas, y que en menos que canta un gallo, uno, dos, tres, un  séquito que se le acerca dispuesto a escuchar sus historias. Ve llegar a Florencio Sola bien vestido. Lo ve bajar de su voituré descapotable, ve como saca de sus bolsillos caramelos para dárselos a los niños que andan por la vereda, ve como estira el brazo y ofrece  la llave de su máquina  a quien se anime a probarla.  Ve a Lencho, manejando su negocio de juego, contando cómo salvó su vida a pesar de los tiros que recibió en la redada fundamentalista de la timba clandestina que dejó sin vida a su padre. 
Allí ellos, allí todos. Allí la polémica. Allí los cambios gobiernos, las democracias débiles y los militares al acecho, allí la ciudad que llegaba, allí los cambios de hábitos que dejaron atrás a los años cuarenta, cincuenta, sesenta y más, allí la disolución del aura que lo hacía bar con nombre propio. Allí el comienzo del ocaso.  Allí una cortina que se baja. Allí el 2008. Allí el fin. Allí, ahora un comercio más, un  sol ñato, amarillito descolorido que antes, entero y altivo marcaba presencia en Maipú y Vergara,  porque veía una esquina,  y ahora  sólo ve una  intersección  de dos calles, apuradas con sus buenas y con sus malas.
Imagen: 
Pintura realizada por Fernando Izaguirre y Juan Simón Paz Figueira. 
Detalle de un cuadro exhibido en la estación de Banfield. 
Foto. N.F.

LIBRO DE VISITAS.

ME ESTABA OLVIDANDO DE “Las Aventuras de Superman”

La serie Estadounidense basada en el cómic, con los personajes y los conceptos creados en 1938 por Jerry Siegel y Joe Shuster, tuvo una duración de seis temporadas y ciento cuatro episodios de media hora de duración.
El programa fue la primera serie de televisión en presentar a Superman, la cual  se filmó entre 1952 y 1958 en California. George Reeves interpretaba a Clark Kent-Superman y  Jack Larson a Jimmy Olsen.
Phyllis Coates  interpretó a Lois Lane en la primera temporada y Noel Neill desde la segunda.
La serie mostraba a Superman batallando contra maleantes, mafiosos y otros villanos en la ciudad de Metrópolis.
Mientras permanecía fuera de acción llevaba una vida normal como el tranquilo reportero del Daily Planet, Clark Kent.
Los colegas de Kent, Lois Lane y Jimmy Olsen se encontraban a menudo en situaciones peligrosas, que sólo podían resolverse con la oportuna intervención de Superman.
Si bien fue filmada en la década del cincuenta, la serie empleaba generalmente efectos visuales avanzados para televisión de la época.
Aunque el programa no ganó importantes premios, fue altamente popular entre su público.

DOS REVISTAS QUE HICIERON HISTORIA.



 

El Billiken de aparición semanal, fue creada por el periodista Uruguayo Constancio C. Vigil apareciendo su primer número el 17 de Noviembre de 1919, siendo editada por la Editorial Atlántida.
El nombre está tomado de un famoso muñeco de la época, creado por la Estadounidense Florence Pretz.
A partir de 1930 y durante más de 30 años, las ilustraciones de la tapa de la revista estuvieron a cargo de Lino Palacio, haciéndose famosas por su humorismo y ternura.
La revista organizó sus contenidos de modo tal que, interactuara con la escuela, aportando artículos y secciones temáticas fijas sobre temas que pudieran resultar de utilidad para los alumnos.
Siempre siguió tradicionalmente el calendario escolar, sobre todo el relacionado con la historia Argentina, dedicando la tapa y los artículos principales a los hechos y personajes históricos.
Además de los contenidos escolares, la revista incorporó historietas, cuentos, personajes de ficción, juegos, curiosidades, y con el correr de los años, otras temáticas relacionadas con los intereses directos de los niños.

El  Anteojito fue la otra revista infantil Argentina, creada por Manuel García Ferre, publicándose su primer número el 8 de Octubre de 1964. 
En sus momentos de esplendor alcanzó tiradas de cientos de miles de ejemplares, desfilando por sus páginas  personajes como Anteojito, Antifaz, Hijitus, Neurus, Calculin, Trapito, entre otros.
Los temas escolares eran el contenido de la revista, aunque entre sus páginas siempre estuvieron presentes, personajes que se convertirían en referentes de la historieta y el cine de animación local.
Sus páginas tuvieron grandes ilustradores como Roberto Bernabó, José Luis Salinas, Juan Arancio y Carlos Roume.

Durante años ambas revistas las traía a casa, Alberto que era el diariero del barrio, acompañándome durante toda la escuela primaria.

ENCUENTROS CERCANOS DEL TERCER TIPO.


Siempre aparece algo que alimenta a este Blog y yo no lo dejo pasar.
¿Podes creer que hace unos días pasaron esta película por un canal de cable?
Recuerdo cuando se estrenó y fui a un cine de la calle Lavalle a verla.
Esta película Estadounidense del género de ciencia ficción de 1977, fue dirigida por Steven Spielberg y protagonizada por Richard Dreyfuss.
Desde su estreno es considerada un clásico en el género de ciencia ficción, siendo la banda sonora compuesta por John Williams.El filme fue nominado a ocho premios Óscar de la Academia, ganando solamente dos, MEJOR FOTOGRAFÍA y MEJORES EFECTOS SONOROS, premio este último compartido con Star Wars.
La historia gira alrededor de un pueblo del estado de Indiana donde se producen numerosos avistamientos de OVNIS.
Uno de los testigos de dichos acontecimientos es Roy Neary, quien ha visto la enceguecedora luz de una nave extraterrestre.
También ha recibido una especie de mensaje  donde las imágenes de una extraña montaña se repiten sin cesar en su mente.
Obsesionado con la figura, Neary construye una enorme cantidad de maquetas de la figura,  hasta que viendo las noticias, descubre que se trata de la montaña Torre del Diablo en Wyoming.
Mientras tanto el gobierno ha descubierto una enorme cantidad de señales de la presencia extraterrestre en los últimos días, desde la aparición de aviones y barcos perdidos hasta el testimonio de luces y sonidos en diversas partes del globo.
Todas estas pistas los conducen a concluir que se está a punto de realizar contacto con una civilización alienígena, donde La Torre del Diablo parece ser el lugar de reunión elegido.


LIBRO DE VISITAS.

OTRO GRANDE DE LA RADIO.

Hace unos días recordábamos con un amigo a los grandes locutores de la radio y televisión que trabajaron durante años en ellas
Uno de ellos que escuchaba en distintos programas de la década del 70 y 80 era Enrique Alejandro Mancini, fallecido en Julio de 2008.
Mancini vivió su infancia en la Provincia de la La Rioja, donde fue conpañero en la escuela primaria del expresidente Carlos Menem.
Debutó en 1951 en el entonces denominado SERVICIO RADIOFÓNICO INTERNACIONAL ARGENTINO, actualmente RADIODIFUSIÓN ARGENTINA AL EXTERIOR (RAE).
A partir de 1954 se desempeñó como locutor y redactor en el histórico noticiero SUCESOS ARGENTINOS, proyectado durante años en los cines del país.
Tuvo destacada participación en diferentes emisoras de radio del país, tanto como periodista  y  como locutor, estando al frente de ciclos de gran repercusión como DE IGUAL A IGUAL y ¿QUÉ PASA, SR. MANCINI?  (Radio Splendid), EXIGENCIA (Radio Belgrano y Radio Mitre), LAS CUATRO HORAS (Radio Mitre),  PERSONALMENTE 2000 (Radio Colonia).
Este último ciclo, tuvo una duración de más de 50 años y con él, accedió a la grilla de programación de AM 870 Radio Nacional.
En su paso por esta radio, a la que llegó junto a Juan Carlos Mareco, Marcelo Simón y  Julio Lagos, compartió también aire con Carlos Rodari y Hugo Guerrero Marthineitz.
Fue artífice del cambio que dotó a la emisora oficial de un contenido más popular que el que la caracterizaba hasta entonces. En 1981 obtuvo el Premio Konex, DIPLOMA AL MÉRITO por su trayectoria como Locutor.
Junto a su colega Carlos Pascual  lanzó al aire la FM 102.3 MHz, primera estación de frecuencia modulada de Argentina, en la actualidad FM ASPEN.
Tuvo una importante participación en la cobertura de la Guerra de  Malvinas, que incluía la conducción de un Noticiero en Ingles pensado para ser transmitido en las Islas a través de una estación de radio  denominada Liberty, lo que tiempo más tarde le valió algunos cuestionamientos.
A comienzos de 1989 y por espacio de 15 meses, Enrique Mancini estuvo al frente de la Televisión Pública por entonces ATC, donde también condujo el informativo del canal.
Fue miembro consultor de la ACADEMIA ARGENTINA DE ARTE Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN.
En sus últimos años continuaba ejerciendo su labor como locutor y periodista aunque con mucha menos repercusión.
Su último programa de radio fue BUENAS MIGAS, por Radio el Mundo en 2007,  dedicado a la actividad gastronómica.
Un grande de la Radio, recuerdo su inconfundible voz y sus programas.
“COMO NO MENCIONARLO EN ESTE ESPACIO”

TODAVIA LOS VEMOS DANDO VUELTAS.


Símbolo de aventura, el Méhari fue un vehículo de bajo costo descapotable producido por el fabricante francés CITROEN,  entre los años 1968 y 1988.
Entre esos años se construyeron un total 144.953 unidades en Europa.
El Méhari está basado en la plataforma y motor del CITROEN DYANE, con una carrocería de ABS en Europa y de PRFV en Argentina y Uruguay.
Su nombre original, "Mehari", coincide con el de un dromedario doméstico de tamaño mayor que el normal y gran resistencia y velocidad.
El término de origen árabe, coincide con ligeras diferencias ortográficas en la mayoría de idiomas y evoca el carácter ágil y austero del pequeño automóvil.

LIBRO DE VISITAS.


UN GRAN CANTANTE QUE SE INICIO EN LA DECADA DEL 60 E HINCHA DEL TALADRO.


Cantante y compositor, Piero De Benedictis nació en Italia radicándose en nuestro país con su familia cuando tenía tres años, más precisamente en nuestra querida Ciudad de Banfield.  
Los primeros años de la familia en la Provincia de Buenos Aires fueron duros, hasta que deciden mudarse al sur del país, específicamente al Valle de Río Negro.
Allí Piero cursó la escuela primaria y también se inicia en la música, cantando canciones melódicas en Italiano de interpretes internacionales conocidos, hasta que siendo adolescente consigue el permiso de sus padres para irse con un compañero hasta Viedma con intención de cursar allí la secundaria. 
A fines de 1963 con 18 años de edad Piero abandona la carrera seminarista la cual había iniciado, y se vuelve a instalar en la Provincia de Buenos Aires, en donde consigue grabar algunas canciones.
Esto casi inmediatamente lo lleva a debutar como cantante un 6 de Enero de 1964 en el programa REMATES MUSICALES, y en 1968 conoce a José Tcherkaski con quien hasta el día de hoy trabaja en la composición de sus temas formando la dupla Piero-José, con la cual han producido éxitos en toda América y Europa, como lo ha sido el primer LP llamado MI VIEJO.
En el año 1976 el músico por cuestiones políticas debe trasladarse a Italia y luego hacia España, en donde logra comprar una pequeña chacra, regresando a la Argentina en 1981.
Ese año llega al mercado discográfico su cuarto disco llamado CALOR HUMANO, que promociona en todo el país, y es en esa gira promocional que Piero compra un campo en Los Cardales creando en esos años la FUNDACION BUENAS ONDAS.
Con este proyecto comprometedor, el cantautor se aleja de los escenarios hasta que en el año 2000, luego de doce años, retoma su oficio de cantante y al año siguiente presenta CANCIONES BLINDADAS, su nuevo trabajo discográfico que consta de una recopilación de nuevas y viejas versiones, realizando en los años siguientes, varias giras por distintos países de América.

POR LO MENOS PARA MI


Si hay un tema musical representativo de la MUSICA BEAT en la década del 70 es EL EXTRAÑO DEL PELO LARGO.
Un disco simple del conjunto musical LA JOVEN GUARDIA, fue compuesto por Roque Narvaja (guitarrista del grupo) y Enrique Masllorens (bajista).
La canción fue  editada en 1968 por la empresa discográfica Vik, resultando el fenómeno comercial del momento, llevando a la banda rápidamente hacia el éxito, vendiendo en tres años 1.8 millones de copias.

LIBRO DE VISITAS

EL BALERO.



 
Al recordar los juegos de mi infancia, inevitablemente me invade la añoranza.
A diferencia de las opciones actuales muy ligadas a lo tecnológico, en otras épocas los chicos eran capaces de pasarse horas enfrascados en juegos rudimentarios de barrio.
Uno de los entretenimientos que nos ha movilizado y que aún en estos tiempos, sigue existiendo es el balero.
Su estructura está compuesta por una esfera de madera de pocos centímetros de diámetro agujereada en la parte superior, desde donde pende un hilo unido a un mango de grosor apenas menor al de la perforación de la bocha.
Los hay de diferentes variantes en cuanto al material, por lo general madera de cedro, sauce o álamo, a la longitud de la correa y al peso de la bola.
El juego se desarrolla de a dos y consiste en tomar el mango dejando colgar la esfera, que deberá ser impulsada hacia arriba con velocidad a fin de que el hueco de la esfera encaje perfectamente en el mango.
La forma de balancear el elemento y de tomar el palito puede variar, y de acuerdo a la postura adquirirá diferentes nombres como simple, doble, etc.
Un turno para cada participante se realiza el conteo de fallas y aciertos.
Si bien su origen es incierto, se estima que el balero surgió en México y tuvo tanta difusión que se convirtió en un juego universal que hoy desconoce fronteras.Muchas culturas y países lo han adoptado desde la era precolombina.
Es accesible en todo sentido,  económico, sólo requiere de cierta habilidad, buena vista y ganas de desafiar nuestra precisión.

LIBRO DE VISITAS