Mis post preferidos.

Mis post preferidos.
Mis entradas preferidas - INGRESAR.

Todas y cada una de las entradas forman parte de mis recuerdos, pero hay algunas que son mis preferidas. Es por eso que independientemente que ocupan un lugar en el Blog en el orden que fueron escritas, quería agruparlas en este lugar.

LOLE.

Es imposible transitar los años 70 y 80 sin recordar a ese enorme corredor de formula uno que fue el Lole, que sin dudarlo es el ultimo piloto exitoso que tuvimos los Argentinos en ese categoría.
Podemos discutir un montón de horas sobre los que le falto para ser campeón, pero nadie puede poner en duda su profesionalismo y calidad conductiva.
Carlos Alberto Reutemann, nació en la Provincia de Santa Fe el 12 de Abril de 1942, y tuvo su debut en automovilismo el 30 de Mayo de 1965.
Fue en una carrera de Turismo Mejorado en la Ciudad de La Cumbre (Córdoba) a bordo de un Fiat 1500 en la cual abandonó.
Sin embargo, su primer triunfo no tardó en llegar, el 11 de Julio de ese mismo año a bordo del mismo auto, en la prueba de Turismo Mejorado desarrollada en Villa Carlos Paz (Córdoba) donde  Lole gano la carrera.
Luego de coronarse campeón de Turismo Nacional durante varias temporadas, pasó a competir en Sport Prototipos en nuestro país, Mecánica Argentina Fórmula 1, participando en la serie internacional reservada para coches de Fórmula 2 desarrollada en Noviembre-Diciembre de 1968 en la Argentina.
A partir de 1970 viaja a Europa formando parte del equipo del Automóvil Club Argentino coordinado por Héctor Staffa, para participar en el campeonato Europeo de Fórmula 2, obteniendo el subcampeonato detrás de Ronnie Peterson en el año 1971.
Esto le vale una invitación a participar en la carrera de Brands Hatch a fines de ese año donde se accidentara fatalmente el suizo Joseph Siffert, la cual fue sin puntos para el campeonato.
Su debut en la Fórmula 1 Internacional se produjo en el mes de Enero de 1971, al comando de un Mc Laren, en una competencia sin puntos para el campeonato mundial ubicándose tercero, dicha competencia se disputó en el autódromo de la Ciudad de Buenos Aires.
Su debut oficial no pudo ser mejor ya que en el Gran Premio de Argentina de 1972 obtiene la pole position delante del campeón Jackie Stewart, finalizando séptimo en dicha competencia.
Su primer triunfo en F1 tendría lugar al poco tiempo en Brasil (competencia sin puntos) a lo que sobrevendría un serio accidente probando en el circuito de Thruxton que lo mantuvo alejado de las pistas durante varios meses.
En la escudería Brabham corre hasta 1976 inclusive, llegando su primer triunfo en 1974 en Kyalami (Sudáfrica) al cual seguirían los de Austria y Estados Unidos con el modelo BT44.
En 1975 obtiene una resonante victoria en el difícil trazado de Nürburgring (Alemania), y en 1976 la baja confiabilidad del motor Alfa Romeo no le permite obtener buenas performances.
Decepcionado, Reutemann se aleja de Brabham luego del Gran Premio de Alemania de 1976, en el cual se accidentara gravemente el piloto Austríaco y campeón vigente Niki Lauda.
Enterados de su alejamiento de Brabham y con dudas sobre el total restablecimiento del piloto Austríaco, Ferrari decide contratar a Reutemann para completar la temporada.
Sin embargo Lauda se recupera de manera asombrosa y se reintegra al equipo para el Gran Premio de Italia en el circuito de Monza, razón por la cual Lole debe contentarse con pilotear un auto no oficial y esperar el comienzo de la temporada siguiente.
En 1977 Ferrari confirma a Lauda y a Reutemann como sus pilotos oficiales, lo que provoca el alejamiento del volante suizo Clay Regazzoni.
Ese año Reutemann obtiene un triunfo destacado en Interlagos (Brasil) y finaliza cuarto en el campeonato, que se adjudica nuevamente su compañero de equipo. 
En 1978 Lauda se aleja de Ferrari y Reutemann es confirmado como primer piloto del equipo, con el canadiense Gilles Villeneuve como compañero.
Ese año Reutemann obtiene una victoria en Brasil con el viejo modelo T2 y tres más (Long Beach, Brands Hatch y Watkins Glen) con el nuevo modelo T3.
Pese a esas victorias poco puede hacer para desafiar a los técnicamente superiores Lotus de Mario Andretti, campeón de ese año y de Ronnie Peterson.
Luego de una año de desavenencias con la cúpula técnica de Ferrari, Reutemann decide aceptar una oferta para unirse a Lotus, los ganadores absolutos del año anterior, y reemplazar al sueco Peterson, quien había fallecido en un accidente en Monza el año anterior.
Se suponía que Lotus extendería su dominio técnico gracias al Lotus 80, un auto de revolucionario diseño destinado a reemplazar al ya exitoso Lotus 79. 
Sin embargo, el nuevo vehículo mostró serias fallas desde el inicio que demoraron su debut hasta después de la mitad del campeonato, y aun así su desempeño fue apenas discreto. 
Reutemann sumó puntos en 6 de las primeras 7 carreras pero decepcionado con Lotus, el piloto Argentino acepta integrarse al promisorio equipo Williams.
La función de Reutemann era apuntalar la candidatura al título de su compañero de equipo, el Australiano Alan Jones, sin embargo logró una victoria en el Gran Premio de Mónaco.
Habiendo Jones ganado el campeonato de 1980, Reutemann supuso que contaría con iguales posibilidades de pelear por el título en 1981 dentro del equipo, pero no fue así.
En la primera carrera, disputada en Long Beach, perdió el primer puesto a manos de Jones luego de realizar una maniobra fallida.
Desde boxes, entonces el equipo le indicó que se abstuviera de atacar a su compañero de equipo y dejara que éste se hiciera con la victoria.
La segunda competencia se llevó a cabo en Brasil bajo una lluvia torrencial, donde Reutemann tomó la delantera seguido a varios segundos de distancia por Jones, pero desde boxes le indicaron nuevamente que debía ceder la punta al Australiano, pero esta vez Reutemann desobedeció la orden del equipo y lideró la competencia hasta el final.
La ausencia de Jones y de la totalidad de los mecánicos de Williams en los festejos de la carrera marcó el quiebre de la relación, y si bien Reutemann volvió a ganar en el Gran Premio de Bélgica sus posibilidades se vieron comprometidas por la falta de apoyo del equipo.
A esto se sumaba el espectacular ascenso del piloto Brasileño Nelson Piquet a bordo de un Brabham cuyo sistema de suspensión activa estaba sospechado de ser ilegal.
Lole también se vio perjudicado por la decisión de la FIA de anular los resultados del Gran Premio de Sudáfrica que el se había adjudicado en forma holgada, a los efectos de superar un conflicto surgido entre la Federación y algunas escuderías de Fórmula 1 como Ferrari, que se negaron a participar de dicha prueba.
Sus problemas continuaron con la polémica decisión de Williams de reemplazar a Michelín como proveedor de neumáticos de la escudería por Goodyear.
El Santafesino a diferencia de Jones, se sentía más cómodo con los neumáticos radiales Franceses, más blandos y rendidores que los neumáticos Estadounidenses.
En definitiva Reutemann, quien había obtenido 37 puntos en las primeras 7 competencias del campeonato frente a 24 de Jones y 22 de Piquet, sólo obtuvo 12 unidades en las 7 competencias siguientes, frente a 26 de Piquet y 13 de Jones.
El campeonato tuvo su definición en el Gran Premio de Las Vegas, donde Reutemann había arribado con un punto de ventaja sobre el Brasileño Piquet y había marcado la pole position para la carrera.
Debido a un incidente en la clasificación con el propio Piquet, Reutemann tuvo que utilizar en carrera el auto de reserva, de rendimiento inferior a la unidad con la que había conquistado la mejor posición de largada.
En la partida Lole tomó la delantera pero de inmediato comenzó a sufrir problemas en la caja de cambios, siendo relegado a la quinta posición marchando Piquet detrás suyo.
El Brasileño tenía fiebre y apenas podía concentrarse en el manejo de su vehículo pero, aun así logró adjudicarse el campeonato por un sólo punto.
Jones se había retirado y Reutemann fue confirmado como piloto acompañado Keke Rosberg.
Luego de un luchado segundo puesto en el Gran Premio de Sudáfrica de 1982, se retiró tras la segunda carrera de la temporada, el Gran Premio de Brasil de 1982.
Como piloto de la máxima categoría del automovilismo obtuvo 12 victorias puntables, 2 no puntables y 6 pole positions en 144 carreras.
En esos años los buenos equipos que desarrollaban los mejor autos, debían tener además a los mejores pilotos, para de esa forma tener un plus que saliera cuando el auto no rendía según lo esperado.
Hoy realmente no se si es tan así, cuando los autos no andan según lo esperado difícilmente los pilotos los lleven al triunfo y se destaquen.

LIBRO DE VISITAS.