Quiero compartir con todos aquellos que ingresen a este espacio, un montón de recuerdos que son parte de mi niñez, adolescencia y juventud.
Recordaremos juntos de esos años 60, 70 y 80:
Las series y programas de televisión y sus actores
El cine y el teatro
Los automóviles
La música y sus intérpretes

Los deportes y sus protagonistas
La ciudad y nuestro barrio
Sitios de esparcimiento y diversión
Sucesos históricos

Costumbres de la época
Historias y personajes
……entre otras cosas.


29 de agosto de 2011

"SOLEDAD" De mendiga a millonaria I.

Hace más de quince años había en el barrio, a pocas cuadras de la cancha de Banfield una escuela de arte, donde en un predio que era alquilado, estudiaban muchos chicos y chicas de distintas edades.
En el instituto había unas chicas que además de estudiar en la escuela vivían allí para cuidar el lugar, y una de ellas había adoptado una perra de la calle que andaba dando vueltas por el barrio, a la cual rápidamente la hicieron formar parte de esa especie de familia.
Así fueron pasando los días y el noble animal al que bautizaron Soledad hizo amistad con todo el mundo.
Las chicas no le daban mucha bolilla y hacían muy poco por ella, y la noble perra se la rebuscaba como podía.
En realidad y haciendo honor a la verdad hacían poco por ellos mismos, así que pedir que hiciesen algo por Soledad era pedir demasiado.
Muchas veces decimos que las mascotas se parecen a sus dueños y en este caso era inobjetable.
El mismo aspecto de poco aseo como sus dueños, tenía la pobre Soledad, pero ella nada podía hacer para mejorar su imagen.  
El tiempo fue pasando y la pobre Soledad vivía como podía, comía todo lo que de daban o que conseguía y trataba de hacer amistad y caerle bien a todo el mundo para obtener algún beneficio.
Pese a su condición de linyera era un animal sociable, extraordinario y súper inteligente.
Pasado un tiempo la escuela se mudaba del Barrio y las chicas que vivían en ella, en el nuevo sitio no tenían lugar y mucho menos para la perra.
Mi hija que concurría a la escuela de arte, estaba muy preocupada por el animal porque se la veía venir que quedaría otra ver en la calle.
Nosotros no podíamos quedarnos con ella porque en casa teníamos otras dos perras, entonces empezamos a buscarle hogar cosa que era bastante difícil porque no era un cachorro.
Las supuestas dueñas no se preocupaban por ella, en buen castellano ni se calentaban y tampoco permitían que alguien se ocupase del tema.
Así  fue que Romina que también se ocupaba de alimentarla, tomó la decisión de invitar a la perra a que abandonase a sus dueñas y confiera en ella porque le buscaría un nuevo hogar.
Y así fue que cuando Soledad recibió él ok, corrió hacia su amiga y partieron hasta su hogar transitorio.
Esa noche recibió un baño, comió y durmió de primera, y aunque parezca mentira la partida de la perra no fue advertida por nadie.
Había pasado una semana y entre las chicas se preguntaron, "¿nadie vio a Soledad? - algunos contestaron, no"
Un tarado de los que sobraban dijo, "recién andaba por acá", en fin que más se puede agregar.
Yo me ocupe de buscarle hogar y entregarla a gente de bien para que se transformara en uno más de la familia, y por suerte en un par de días apareció un conocido que buscaba una mascota y le conté sobre sobre Soledad.
Inmediatamente me dio el Ok. para que le llevase la perra a la casa. 
Al día siguiente la cargué en el auto y me fuí para Capital para entregarla a su nueva familia.
Así fue que en su nuevo hogar el animal  recibió todo tipo de cuidados y todo el bienestar que su dueño le ofrecía.
Un lugar inmejorable para vivir, paseos en auto, buena comida, veterinario cuando fuese necesario, baños y aseo permanente para estar impecable.
Tuvo un par de crías y su dueño se ocupó que sus hijos fueran dados a buenas familias.
Han pasado muchos años y la sigo viendo.
Cómo son las cosas!!!
Ayer mendigaba, hoy podría tranquilamente darle una parte de todo lo recibe, a otro perro que estuviese en la misma situación que le toco vivir.
Pasaron muchos años pero la sigo viendo. ESTA BARBARA !!!
Soledad está transitando los últimos años de su vida que por suerte durante todos estos años fue de lo mejor.
Por razones de seguridad, durante muchísimos años su dueño no quería que figurara con su verdadero nombre ni tampoco que su foto sea publicada en ningún medio, pero por suerte lo convencí y la pueden ver junto a su primer cría.

Si bien es imposible que alguien se atreva a sacarla del lado de su dueño, la pobre Soledad teme que sus antigua familia enterados de su sólida posición económica la reclamen para sacar algún beneficio.
Conociendo a esa gente, no me extrañaría.

Banfield Campeón Moral en 1951 y Luis Bagnato

La campaña de Banfield en 1951 no solo ocupa un lugar muy grande en la historia del club, sino que también es un hito en la historia del Fútbol Argentino, porque El Taladro en esa temporada logró que por primera vez un equipo de los llamados "chicos" terminara el campeonato en el primer lugar de la tabla de posiciones.
Si bien esto ocurrió en el año 1951 antes que naciera, todos los hinchas de Banfield conocemos la historia, al final te voy a contar algo, que va mas allá de lo producido por ese glorioso equipo.
El plantel con que Banfield encaró ese torneo estaba compuesto en su amplia mayoría por jugadores jóvenes, procedentes de las inferiores del club.
Había sido armado por el director técnico Emilio Baldonedo entre 1949 y 1950, quien dio forma a este equipo cuya columna vertebral la componían Luis Angel Bagnato como caudillo y capitán en la defensa, Gustavo Albella como goleador y patrón del ataque, más la inteligencia y conducción de Elíseo Mouriño en el medio de la cancha.
Fue un equipo trabajador, explosivo y muy contragolpeador, pero con jugadores de gran técnica y manejo que terminaban marcando la diferencia, bajo la dirección técnica de José Martínez y Félix Zurdo.
Banfield arrancó en los primeros puestos y todos pensaron que solo se trataba de un buen comienzo, pero cuando promediando la primera rueda goleó 5 a 1 a River Plate en el Monumental, se dieron cuenta de que se trataba de algo serio.
Terminó segundo la primera rueda pero enseguida tomó la punta y se mantuvo allí sin compañía hasta que lo alcanzó Racing en la anteúltima fecha, luego de que Banfield perdiera con Chacarita en un partido muy discutido, finalizando el torneo con Banfield y Racing empatando el primer lugar. 
El título de campeón quedó en manos de Racing después de dos finales, en las que los veteranos jugadores del equipo de Avellaneda solo pudieron imponerse por la mínima diferencia.
No obstante, los hinchas de todos los equipos (excepto Racing) y todo el periodismo, coronó a Banfield como el "Campeón Moral de 1951".
Formaron parte de ese glorioso plantel, Manuel Graneros - Miguel Jaimes - Domingo Capparelli - Osvaldo Corvetto - Angel Grillo - Osvaldo Ferretti - Luis Angel Bagnato - Elíseo Mouriño - Arnoldo Gobbo - Héctor D'Angelo - Miguel Angel Converti - José Sánchez Lage - Gustavo Albella - Nicolás Moreno - Juan Carlos Huarte - Ernesto Alfaraz - Aquiles Caviglia - Raúl Tolosa - Adolfo Fernández.
Hasta aquí el recuerdo a un equipo fenomenal que le faltó un poquito de suerte para coronarse campeón.
Pero lo que viene tiene que ver con mis recuerdos, y estos tienen que ver con Luis Bagnato.
En el año 1977 mi primer trabajo fue con un mayorista de sabanas, frazadas y géneros de la zona de Remedios de Escalada, con el cual comencé a trabajar en su negocio, por él vinculo que tenía la esposa con una tía mía que era su modista.
En ese negocio también trabajó en esos años Luis Bagnato, al cual tuve la oportunidad de conocer y disfrutar como persona.
Calculo que lo hacía porque en esa época cuando te retirabas de la actividad profesional, ningún jugador estaba salvado.
Era un tipo bárbaro que andaba siempre contento, silbando o tarareando algún tango.
Llegábamos al negocio a las ocho y media de la mañana y ni bien llegaba tomaba unos mates y ponía la radio para escuchar a Silvio Soldán.
Si no mal recuerdo en esos años Bagnato tenía un Jeep IKA CARROZADO LARGO color azul.
Un lindo recuerdo.