Quiero compartir con todos aquellos que ingresen a este espacio, un montón de recuerdos que son parte de mi niñez, adolescencia y juventud.
Recordaremos juntos de esos años 60, 70 y 80:
Las series y programas de televisión y sus actores
El cine y el teatro
Los automóviles
La música y sus intérpretes

Los deportes y sus protagonistas
La ciudad y nuestro barrio
Sitios de esparcimiento y diversión
Sucesos históricos

Costumbres de la época
Historias y personajes
……entre otras cosas.


23 de febrero de 2015

EL SANTO UNA DE LAS MEJORES SERIES DE LA DECADA DEL 60.

En la década de los 60 con la llegada del color a la televisión Norteamericana, EL SANTO fue sin dudarlo, una de las series más vistas y famosas en todo el mundo, convirtiendo a su protagonista Roger Moore en un verdadero ídolo.
Su apariencia de playboy irresistible para las mujeres, acompañado de su inteligencia y dotes de detective, hacían del personaje de Simón Templar uno de los más carismáticos en la historia de la televisión.
En los 118 capítulos emitidos entre 1962 y 1969, mostraban a EL SANTO como un acaudalado Playboy Británico de la alta sociedad, que tenía como afición resolver misterios e intrigas, ayudando a los pobres y desvalidos contra las injusticias de los poderosos, a los que ayudaba para llevarlos a la cárcel.
EL SANTO era un conocido personaje literario Británico creado por Leslie Charteris a principio de 1920, y sobre el cual escribió innumerables novelas y relatos cortos, que fueron publicados en diferentes revistas.
Su personaje tuvo un enorme éxito y a finales de la década del 30, se hicieron algunas de películas cuyo protagonista fue George Sanders interpretando a EL SANTO.
A principios de los años 60, renació el interés por el personaje y en especial por parte de Roger Moore que quiso comprar los derechos pero no pudo, aunque posteriormente se alió con Robert S. Bake para producir la serie que se estrenó en el año 1962, basada en las muchas historias publicadas por Charteris.
Los episodios eran casi siempre historias sueltas y en un principio la serie iniciaba cada episodio con un primer plano de Simón Templar, mirando a cámara y explicando sus historias, aunque mas tarde esta escena se reemplazó por una narración en off. 
Siempre entraba algún personaje en la escena que acaba pronunciando el nombre de Simón Templar, entonces sonaba la tonada identificadora y aparecía el Halo del Santo por encima del protagonista.
Desde el punto de vista narrativo, Simón Templar era el héroe perfecto, millonario, atractivo, elegante, mujeriego y que además nunca se equivocaba en sus deducciones.
Roger Moore su protagonista nació en Londres en 1925 y comenzó su carrera como modelo y dado su atractivo físico, empezó a hacer de galán en películas cinematográficas poco trascendentes, hasta que hizo la serie Ivanhoe y posteriormente Maverick, con James Garner que le dieron un cierto renombre.

TRES CLASICOS INOLVIDABLES DE LA DECADA DEL 70.

Después de un buen baño y una buena afeitada, un toque de cualquiera de estas colonias, antes de empilcharte para ir a bailar.

Libro de visitas.

Dr. Cándido Pérez y Señora.

Pese a que era muy chico, recuerdo siempre esta comedia nacional del año 1961 que se veía por Canal 13.
Esta ficción hogareña nos mostraba a un médico con una familia típica y tradicional, con los problemas cotidianos que todos tenemos a diario.
Trabajaban en la misma, Juan Carlos Thorry - DR. CANDIDO PEREZ, Julia Sandoval - SU ESPOSA, Teresa Blasco - LA MUCAMA y Cristina Gaymar - LA SUEGRA.
Fue una serie muy cálida, simple y muy cómica, con guión de Abel Santa Cruz, música de Víctor Buchino y la dirección a cargo de Emilio Vieyra.

LIBRO DE VISITAS.

Los encendedores Zippo.

Su fabricación encierra una historia de 80 años desde que George G. Blaisdell, fundó en 1932 la 'Zippo Manufacturing Company' ubicada en Bradford - Pensilvania, produciendo su primer encendedor a principios de 1933.
Para su diseño se inspiraron en un encendedor Austriaco de diseño similar, y su nombre surge porque a Blaisdell le gustaba el sonido de la palabra 'zipper' (cremallera), y en tal sentido asoció ese sonido al que producía el encendedor cuando éste se abría.
Desde 1933 más de 400 millones de encendedores Zippo han sido producidos y se estima que actualmente se producen unos 12 millones al año.
Después de la Segunda Guerra Mundial, los encendedores formaron parte de campañas de publicidad de compañías tanto grandes como pequeñas hasta los años 60.
Muchas de las primeras campañas publicitarias de Zippo son ilustraciones pintadas a mano, y así como la tecnología ha evolucionado también lo ha hecho el diseño y el acabado de los encendedores, pese que el mecanismo básico de estos se ha mantenido inalterable.
Los encendedores Zippo en reiteradas ocasiones han aparecido en el negocio del cine, siendo utilizados regularmente por personajes de diferentes películas.
Estos encendedores tienen  algunos diseños que verdaderamente son muy bonitos y son compañeros inseparables para viejos fumadores como yo.

LIBRO DE VISITAS.