Quiero compartir con todos aquellos que ingresen a este espacio, un montón de recuerdos que son parte de mi niñez y adolescencia.
Recordaremos juntos de esos años:
Las series y programas de televisión y sus actores
El cine
Los automóviles
La música y sus intérpretes

Los deportes y sus protagonistas
La ciudad y nuestro barrio
Sitios de esparcimiento y diversión
Sucesos históricos

Costumbres de la época
Historias y personajes
……entre otras cosas.

INOLVIDABLE.


Así como el Tocadiscos Winco hizo historia, el querido y recordado Grabador Geloso también.
En 1931 nace la fábrica Geloso siendo su único dueño John Geloso.
En poco tiempo se trasforma en una compañía productora de radios, televisores, amplificadores y grabadores, incluyendo todos los componentes electrónicos sueltos de cada aparato que  vendían.
A partir de 1950, la marca pasó a ser una de las más exitosas y reconocidas de la industria, esparciéndose rápidamente por todo el mundo.
Cuando la línea Geloso llego a la Argentina con todos sus productos, fue el grabador a cinta lo que más se vendió en esos años.
Fue la familia y principalmente la juventud que lo adopto como el todo terreno de la música.
Era de tamaño reducido y se podía transportar con facilidad y gracias a su micrófono, los muchachos y chicas de la época grababan por primera vez sus canciones, inclusive los temas de la radio.  
Después de más de cuarenta años, en 1972 la fábrica cerraría para siempre sus puertas.
La competencia, problemas gremiales, la llegada del casette y la transformación de los equipos, fue la sentencia final para la desaparición de la empresa.
LIBRO DE VISITAS.